Camping Château de Fonrives
  1. Inicio
  2. En las cercanías
  3. Castillo de Monbazillac
Reserve su estancia

El Castillo de Monbazillac

Si da una vuelta por los alrededores del camping de 5 estrellas Château de Fonrives, ¡no se pierda sobre todo la visita del Castillo de Monbazillac! Se trata de un edificio que se caracteriza por una arquitectura original y única. Emplazado en el Valle del Dordoña, en lo alto de una colina, figura en el catálogo de monumentos históricos desde 1941. Levantado por Charles d'Aydie hacia 1550, desde 1960 el castillo pertenece a la Bodega de Monbazillac. Está rodeado por un viñedo de 25 hectáreas reconocido por la calidad de los vinos que en él se producen. Todos los años, miles de visitantes acuden a descubrir este lugar cargado de historia. ¡No deje de visitarlo! Al final de la visita incluso podrá disfrutar de una cata gratuita. ¡Todo un detalle!

Presentación del Castillo de Monbazillac

Situado a pocos kilómetros al sur de Bergerac, el Castillo de Monbazillac dispone de sistemas defensivos medievales con una estética heredada del Renacimiento. ¡Desde el camino que lleva al castillo podrá contemplar todo su esplendor! Desde sus terrazas disfrutará de unas vistas incomparables del mar de viñedos que surge ante sus ojos. En cuanto al interior del edificio, sus dependencias están decoradas con esmero y refinamiento.

Alberga, entre otras cosas:

  • Los oficios de la vid 
  • Las religiones 
  • Mobiliario perigordino del siglo XVII 
  • Mobiliario barroco italiano

Podrá descubrir el Museo del Vino, así como «La sala de las botellas», de obligada visita, situada bajo tierra, en las bodegas del castillo, parcialmente excavadas en la roca.

Leer lo que sigue

El Castillo de Monbazillac: un interesante destino turístico

El Castillo de Monbazillac constituye un museo de una sorprendente riqueza. La diversidad de su patrimonio histórico hace de este edificio un interesante destino turístico. El interior del castillo dispone de tres plantas para explorar. En la planta baja, es imposible pasar por alto esta gran sala decorada con una majestuosa chimenea renacentista. Dicha sala está, asimismo, vestida con muebles y tapices des Flandes que le transportarán en pleno siglo XVII.

En la primera planta se encuentra una reconstitución de la habitación de la vizcondesa de Monbazillac, con muebles de estilo Luís XIII. Esta planta también alberga otras salas a cuál más bella, además de las que se encuentran en las otras dos plantas.

Con todo lo que hay por ver en el Castillo de Monbazillac, ¡no es de extrañar que este destino sea tan concurrido! Efectivamente, el entorno y sus estancias se caracterizan, por una originalidad y un encanto excepcional.

Leer lo que sigue